Enfermería en la atención a crónicos


Publicado el 14/04/2014, en Enfermería por tu salud. Sin comentarios

En España, el 45,6 por ciento de la población mayor de 16 años padece al menos un proceso crónico y el 22 por ciento dos procesos o más, incrementándose estos porcentajes con la edad. La mayor parte de los procesos crónicos estables pueden ser controlados por Enfermería.

Al año, los enfermeros de atención primaria atendemos en torno a 225 millones de consultas, de las que más de 17 millones son en los domicilios.

Jugamos un papel fundamental como gestores de casos en aquellas personas que padecen múltiples problemas de salud, pues somos nosotros el enlace entre el paciente y todos los demás profesionales que le atienden en sus distintos problemas.

Si tienes una enfermedad crónica te controlamos periódicamente y te ayudamos a manejar correctamente el tratamiento, a adaptar tu alimentación, ejercicio físico e higiene, y a reconocer complicaciones y cómo debes actuar ante ellas.

La educación sanitaria del paciente es fundamental, al capacitarle como responsable de su enfermedad y de sus autocuidados, lo que reduce significativamente las complicaciones.

Ante la diabetes

post6-3El manejo de la diabetes está en manos del propio diabético. Nosotros somos sus asesores y colaboradores para que adquiera las habilidades necesarias para el control de su enfermedad. La educación sanitaria es la herramienta terapéutica que mayor impacto tiene en la reducción de complicaciones a largo plazo y de los costes. Nosotros te enseñamos:

•    La importancia del control del peso.
•    El manejo del tratamiento farmacológico (insulina, antidiabéticos orales…).
•    Los cambios en la alimentación, ejercicio, higiene…
•    A identificar las situaciones de hipoglucemia y cómo tratarlas.
•    El manejo del glucómetro.
•    Las complicaciones dela diabetes.

Ante la hipertensión

post6En España, el 35 por ciento de la población adulta tiene hipertensión, llegando al 40 por ciento en edades medias y a más del 60 por ciento en mayores de 60 años.

Existe una asociación directa entre hipertensión y riesgo cardiovascular, y si se asocia hipertensión, diabetes, obesidad y tabaquismo, la posibilidad aumenta aún más.

En la hipertensión actúan factores de riesgo modificables y no modificables. Los no modificables son la edad, el sexo y los antecedentes familiares, pero el resto (tabaco, alcohol, sobrepeso, sedentarismo, estrés o colesterol) sí son modificables y nosotros actuamos con una adecuada educación sanitaria, previniendo la aparición de este problema o reduciendo las posibles complicaciones en las personas que ya lo tienen.

Te ayudamos a tener una mayor calidad de vida, somos enfermeros.





Deja un comentario